Materiales y terapias de estimulación

En este apartado os quiero hablar de algunas de las terapias que ha seguido Elsa y compartir algunas de las conclusiones a las que he llegado desde mi experiencia, seguro que habrán personas que discreparan pero en mi caso:

  • Todas las terapias ayudan y mucho, pero para mí la ayuda más importante es el aprendizaje de los padres. Ningún niño puede avanzar con 1h semanal de ninguna terapia, sin el soporte adecuado en casa, este esfuerzo, no será efectivo. Lamentablemente, exceptuando los centros de atención temprana a los que nuestros hijos tienen derecho hasta aproximadamente los 4 años de edad, todo el resto debe ser financiado a través de los padres o utilizando algunas de las pocas ayudas a las que tenemos acceso.
  • Aún de forma privada, existen muy pocos profesionales especialistas en síndrome de Down, lamentablemente no es un negocio rentable, nuestros hijos sólo representan un 1% de la población y entre esos, no todos los padres pueden permitirse el coste de algunas terapias privadas.
  • Los padres de niños con síndrome de Down, aunque nos cueste creerlo, nos convertimos en médicos, terapeutas, psicólogos…nos toca aprender de todo: psicomotricidad, logopedia, terapia ocupacional, físio respiratoria, en fin… desde que te dan la noticia, te conviertes en una esponja para absorber nuevos conocimientos que te van a permitir ayudar a tu hijo. Los grupos de padres, yo pertenezco a dos (Familias SuperDistraídas y los Pekes) son una gran fuente de ayuda y de transmisión de conocimientos. Aunque a veces dudemos, la mejor estimulacion la tienen nuestros hijos en casa, a través del entorno, de la familia, por eso es muy importante ser consciente de ello y creértelo, sólo así sacarás partido de cada momento con tu hijo. Esta es la mejor ayuda que pueden tener.
  • Es normal y recomendable, sobretodo al principio, probar diferentes terapias y profesionales. Al final, te debes quedar con aquellos que te inspiren confianza y de los que extraigas conocimientos que te ayuden en tu día a día en casa. El niño irá creciendo e incrementarán sus horas de asistencia a la escuela, extra escolares, etc.. y su tiempo para terapias disminuirá y debe de ser así. En mi opinión, aunque desde su nacimiento los convertimos en “máquinas de trabajar” (perdonad la expresión), nunca hay que olvidar que son niños y como tales, necesitan jugar, ir al parque y debemos respetar sus ratos de ocio.P1150094.JPG

A continuación os hablaré de algunas de las terapias y del trabajo que ha realizado Elsa:

1. Centros de atención temprana

2. La estimulación en casa

3. Logopedia

4. Método Padovan

5. Método Votja

6. Método G. Doman

7. Método Tomatis