5. Método Votja

EL MÉTODO

El Dtor Václav Vojta descubrió la locomoción refleja y fundó el método de diagnóstico y de terapia Vojta. Con esta terapia no se aprenden ni se entrenan movimientos normales tales como la presión, la marcha… sino que se trata de estimular al cerebro para que active los patrones motores innatos que tiene almacenados y los lleve a movimientos coordinados del tronco y las extremidades.

El terapeuta realizará presiones selectivas en determinadas partes del cuerpo estando el niño tumbado de espaldas, boca abajo o de lado. Este estímulo provocará de forma refleja las respuestas motoras que buscamos y que en niños con problemas han podido ser alteradas. La respuesta motora tiene dos componentes: el control automático del equilibrio (control postural) y los movimientos de paso a las extremidades (movilidad fásica). Con estos movimientos se desbloquean los circuitos neuronales que por cualquier causa han sido alterados.

Combinando varias zonas de estímulo y cambiando la intensidad y la dirección de la presión se pueden activar los patrones motores de la reptación y el volteo reflejo. Hay más de 30 variaciones dentro de las 3 posiciones básicas y la terapia deber ser adaptada por un profesional dependiendo de las necesidades del paciente. Para que la terapia sea eficaz debe ser aplicada varias veces al día (normalmente 4) y las sesiones duran entre 5 y 15 minutos. Por tanto, es una terapia que requiere de gran colaboración por parte de los padres, ya que son ellos los que tienen que aplicarla diariamente bajo la supervisión de un profesional.

Imágenes de las posturas básicas y los puntos de prension:

votja 2.jpg MÉTvotja 1.jpg

MI EXPERIENCA

Aunque creo que es una terápia muy eficaz principalmente para problemas neurológicos graves, yo en mi caso con Elsa la apliqué poco tiempo por varios motivos:

  • Requiere de mucho tiempo y disponibilidad por parte de los padres, no es facil organizar las sesiones durante el día si los padres trabajan
  • Aunque no es una terápia que duela, si crea resistencia en el niño que suele llorar mucho durante la sesión, con lo cual los padres deben estar preparados psicológicamente para llevarlo bien
  • Opté por seguir terapias que Elsa toleraba algo mejor como el Padovan porque aunque la técnica fuera eficaz para el próposito, dudaba de la incidencia emocional de ella cuando veía como acababa Elsa después de las sesiones