5. Fisioterapia Respiratoria

!LA GUERRA CONTRA LOS TEMIDOS MOCOS!

He querido titular así entra entrada del blog porque es como nos sentimos realmente la mayoría de las madres que tenemos un niño con síndrome de Down, desde que son bebés empieza una guerra entre nosotras y los mocos del niño y es aquí donde la fisioterapia respiratoria y otros cuidados básicos nos darán las armas necesarias para poder ganar la batalla y evitar muchos ingresos hospitalarios.

Antes de entrar en este apartado es importante entender algunos de los problemas más comunes que tienen las personas con síndrome de Down. Tanto el conocimiento de ellas como las visitas a los especialistas en ORL (otorrinolaringólogos) tendrán un papel fundamental en la salud del niño.  Entre los problemas más habituales caben señalar:

  • Los canales auditivos estrechos (estenosis) que afectan al 50% de nuestros niños que facilitan las otitis medias por acumulación del moco.
  • Infecciones de oído crónicas: la anatomía facial del síndrome de Down provoca algunas disfunciones de la trompa de Eustaquio lo que predispone las infecciones de vías respiratorias superiores atrapando bacterias y provocando infecciones de oído.
  • Pérdida de audición: será fundamental la realización de audiometrias periódicas. La acumulación de moco puede provocar pérdida de la audición que afectara al desarrollo educativo, emocional  y del lenguaje.
  • Rinitis crónica y sinusitis: también más frecuentes en nuestros peques por su anatomía facial junto con el sistema inmunológico. Los lavados nasales con suero serán de gran ayuda, así como la administración de algunos antihistamínicos si el especialista lo considera necesario.
  • Obstrucción de las vías áreas y apnea del sueño: la estrechez de las vías aéreas, así como las amígdalas más grandes pueden provocar el colapso de las vías  y el aumento de las secreciones. La obstrucción y el mayor tamaño de la lengua que suelen tener pueden provocar la apnea obstructiva del sueño.
  • Infecciones respiratorias: la ocurrencia frecuente de estas infecciones se debe a anormalidades estructurales y  funcionales del sistema respiratorio que a menudo acaban en bronquitis o neumonía. Las enfermedades cardíacas congétinas  serán un factor adicional de riesgo. La vacunación contra el neumococo y  la vacunación antigripal pueden ayudarnos a prevenir estas infecciones

A continuación encontraréis algunas recomendaciones que a mí me han sido muy útiles:

  1. Lavados frecuentes de las fosas nasales: yo como mínimo, esto lo realizo 2 veces al día (mañana y noche) e incremento la frecuencia en el caso que observe un incremento de mucosidad. El lavado se deber realizar con el niño sentado y con una jeringuilla que pondremos en posición perpendicular a la cara del niño. Evitar hacerlo tumbado con la cabeza volteada primero a un lado y luego a otro a no ser que se trate de bebés que aun no podemos colocarlo en sedestación. Personalmente no soy muy fan de las aspiración con sondas nasales, prefiero realizar lavados nasales muy frecuentes, en ocasiones pueden ser útiles pero la mayor parte del moco está en el compartimiento posterior de la nariz y no logramos extraerlos, necesitaríamos un aspirador eléctrico.
  2. Entorno: evitar exponer al niño a cambios de temperatura del aire, lo ideal es mantenerlo en temperatura más o menos constante, idealmente sobre los 20 grados. En mi caso el uso de humidificadores no me ha ayudado en la eliminación del moco pero idealmente, la humedad óptima deberia ser entre el 45% y el 65%. No es aconsejable utilizar balsámico, ayuda el poner una cebolla rayada.
  3. Higiene:es importante el lavado frecuente de manos de las personas que cuidan al niño, así como usar mascarilla naso-bucal si se está resfriado.
  4. Posiciónevitar siempre el poner al niño totalmente tumbado, mejor en posición semisentada incluso para dormir, podéis alzar el colchón colocando algunos cojines o almohadas debajo, esto favorecerá la respiración.
  5. Clapping: es una técnica que tras ser aprendida correctamente podéis realizar en casa para despejar las mucosidades y facilitar su eliminación. Consiste en dar golpecitos con la mano hueca a lo largo de la espalda, en la cara anterior del tórax y los costados, debajo de las axilas.
  6. Fisio  respiratoria: debe ser llevada a cabo por un buen profesional. Ayuda al drenaje de secreciones, mejorando la ventilación pulmonar y evitando complicaciones como las neumonías.

Yo os tengo que contar que soy  fan de la fisio respiratoria y desde los pocos meses de vida he llevado a Elsa frecuentemente. A la que el moco empieza a bajar de las vías altas, llevo a Elsa a las sesiones y os tengo que decir que con ellas he evitado muchas complicaciones que hubieran acabado en ingreso. También os digo que no cualquier fisio vale, yo he probado muchos profesionales y desde hace ya 3 años sigo en manos de Oscar Surós,  os lo recomiendo de todas todas y que conste que no tengo comisión con esto, pero de verdad que tengo mucho que agradecer a Oscar porque además de ser una persona excepcional, es un excelente profesional y si no hubiera sido por él, Elsa hubiera tenido muchos más ingresos ya que desde su nacimiento ha sufrido muchísimo del  sistema respiratorio. Tiene su clínica en Avenida Roma de Barcelona y podéis encontrar su contacto en facebook.

Captura.PNG